Cómo descubrí el Small Data

Cómo descubrí el Small Data

El mundo del internet siempre me sorprende y es que a medida que pasa el tiempo, las herramientas de análisis para las personas que trabajan en línea son mucho más eficientes y especializadas. Cada día nace una nueva tecnología, una nueva propuesta con el objetivo de que las empresas, sea cual sea su nicho de mercado, puedan garantizarse un crecimiento sustentable para así incrementar sus ventas de una forma progresiva. Entre estas herramientas está el marketing convencional, el sentimental, la analítica web y la lista sigue a temas más complejos como el big data, pero he descubierto una nueva herramienta, que quizá existe desde hace tiempo, pero a la cual no le había prestado atención y en verdad se la merece, el Small Data.

Paseando por los contenidos de Neil Patel, mercadólogo ampliamente reconocido, me topé con sus contenidos sobre Small Data. Antes de entrar en materia, me gustaría recodarles que es el big data, pues no todos dominan el concepto, aunque cada día es más común utilizarlo. El Big Data, no es más que un mecanismo de recolección de datos en masa, es decir, acumular gran cantidad de datos en bases especiales y luego de ello ponerlo a disposición de las compañías que lo requieran. Superficialmente no parece ser un gran negocio, pero cuando entramos a analizar mejor la calidad de los datos que se almacenan y las infinitas posibilidades de análisis de dichos datos, nos podemos dar cuenta de porqué levanta tanto interés.

Clave del éxito

Hoy, el big data es la clave del éxito de muchas empresas, esto porque han tenido la oportunidad de acceder a información sobre el mercado y sus consumidores de una forma que hace unos años creíamos casi imposibles. La posibilidad de conocer a fondo las tendencias dentro del mercado, las preferencias de los consumidores y un sinfín de otros datos de menare muy organizada, hace posible que las empresas puedan identificar clientes potenciales y mejorar la calidad de sus productos y servicios según se requiera hacerlo.

Es de allí, el big data, que nace el Small data, como una herramienta que permite recoger los mismos datos pero con cambios en la forma de recolección de los mismos, es esto lo que más me ha gustado pues el small data consiste en la recolección de intereses individuales de los clientes, por lo que estamos en presencia de una oportunidad de oro en lo que se refiere a la satisfacción de las necesidades de los mismos. Esto porque al aprovechar los contenidos sobre Small Data y poder conocer los intereses del cliente y al mismo tiempo poder satisfacerlos, los mismos se sentirán tomados en cuenta por la marca, lo que generará fidelidad a largo plazo.

La lealtad aumenta las ventas

Estamos en un mundo gobernado por las redes sociales, el mercado ya ha dejado de tener simples consumidores, pues estos han mutado y cambiado sus formas de actuar. Se dice que en la actualidad, las empresas ya no tienen clientes sino fans y estos últimos son más complejos de entender y es aquí donde el small data se despliega en todo su esplendor, ya que permite la construcción de lealtad cliente-empresa, lo que se traduce en incremento de las  ventas, ya que dichos fans seguramente estarán dispuestos a pagar por los servicios o productos de la misma sin dudarlo.


Me atrevería a decir que el small data facilita el conseguir un mercado objetivo hacia el cual dirigir el producto, tarea que puede ser un autentico dolor de cabeza si se siguen los métodos tradicionales y menos efectivos. No obstante, la herramienta tiene su complejidad y para ser utilizada de forma eficiente, debe primero ser estudiada a fondo.

Rafael Medina


*El siguiente post es patrocinado. Rafael Medina no guarda relación directa con las marcas, organizaciones o productos aquí mencionados ni sus actividades.
Cómo descubrí el Small Data Cómo descubrí el Small Data Reviewed by Rafael Medina on 12/09/2016 Rating: 5
Con tecnología de Blogger.