Venezuela: el extraño país donde un aumento de sueldo es una mala noticia

Venezuela: el extraño país donde un aumento de sueldo es una mala noticia

En tan solo 6 meses de lo que va del año 2017, el sueldo mínimo en Venezuela ha aumentado en tres ocasiones, siendo el último, un aumento del 50%, hace apenas unas horas. No es extraño ya notar como en los minutos siguientes a la noticia, el miedo se apodera de las calles una vez más, en un país sumido en una aguda crisis económica, social y política. Pero esa es Venezuela, el extraño país donde un aumento de sueldo es una mala noticia.

Para los ajenos a la realidad venezolana, esto podría resultar sorprendente, pues en cualquier otro lugar del mundo debe ser una buena noticia que aumenten el salario, pues, probablemente esa medida venga impulsada por un crecimiento en la productividad, un mejora en el poder adquisitivo y el síntoma de una economía en teoría prospera, la razón de por qué en Venezuela es malo podría ser resumida en tres puntos:

Ajuste de precios de forma precipitada


Con una inflación galopante, el aumento de sueldo mínimo en Venezuela se traduce en presionar más a un sistema financiero colapsado. Los comercios, fuertemente afectados por la escasez de productos, apuran el paso y modifican en pocas horas el precio de su mercancía, ¿la razón?, más dinero en manos de los consumidores, aunque hay más que eso. Por su parte, el nuevo sueldo no llega a manos del empleado tan rápido como aumenta los precios, sino de 15 a 30 días después del anuncio, un desfase escalofriante para las familias de estratos socioeconómicos más bajos.

Usted puede perder su trabajo


El aumento de sueldo mínimo no es una medida que toma la empresa que lo contrata, sino una imposición y obligación emanada del Poder Ejecutivo. La situación actual del sector privado es crítica por lo que sobrevivir a un aumento de salario que le obligue pagar más a sus trabajadores pero reportando ingresos cada vez menores solo deja dos posibles alternativas, o quiebra el negocio o se debe prescindir de los servicios de algunos empleados, usted sabrá que parte de la cuerda es más propensa a romperse.

La crónica de una devaluación que no termina


En Venezuela es prácticamente un chiste mencionar que exista una devaluación en uno u otro momento. Al referirme a ella como un chiste no pretendo pasar por alto la gravedad del tema, lo considero un chiste ya que el Bolivar (moneda de curso legal en Venezuela) viene enfrentando una devaluación continua desde hace poco más de un año, que se ralentiza o acelera, pero que nunca se detiene. El aumento de sueldo mínimo pasa a ser una consecuencia directa de una pérdida del poder adquisitivo de la moneda, evidente en el mercado cambiario, donde su valor respecto al dólar es cada vez menor.

Venezuela: el extraño país donde un aumento de sueldo es una mala noticia 2

Son más las implicaciones que tiene el aumento del sueldo mínimo en un país como Venezuela, pero no me gustaría extenderme más, confío en que le quedará claro con lo expuesto anteriormente.


>Lo invito también a leer mi análisis: Finanzas en tiempos de Constituyente, publicado en Blogueros de Venezuela, para que entienda un poco la situación económica del país.


Rafael Medina