Lo que no te avisaron al iniciar tu propio negocio


La idea de la independencia financiera y el ser dueño de una empresa prospera suele ser vendida como la mejor opción a elegir para tu bienestar, así no deberás preocuparte por tener jefes estrictos y problemáticos y no tendrás que adaptarte a ningún horario extenuante y rutinario, no obstante, no todo es tan sencillo como parece pues para iniciar tu propio negocio, sea pequeño o grande, debes tener claro que la preparación en muchas áreas es fundamental.

Lo que no te avisaron al iniciar tu propio negocio




Un plan que comienza con las finanzas

Tiempo y dinero son dos de los recursos más valiosos que cualquier emprendedor puede tener, el primero no se recupera jamás, por lo que debe ser optimizado al máximo, pero el segundo si que se puede recuperar, aumentar o disminuir, por lo que resulta primordial tener conocimientos mínimos de manejo de dinero y control presupuestario con el fin de evitar los errores más comunes que suelen cometer los emprendedores sin experiencia en materia financiera.

Por suerte, existe la opción de recurrir a un tercero que ofrezca servicios contables para facilitar un poco el manejo de los ingresos y egresos de tu negocio y así poder tomar las mejores decisiones. Llevar la contabilidad no solo es importante por ser de obligatorio cumplimiento según ley, su importancia se extiende a la salud general de un negocio pues el dinero es la “sangre” que mantiene a dicho organismo funcionando, aunque no es el único recurso necesario.

Vas a fracasar

No me refiero a que perderás dinero y tu idea se irá a la basura. El fracaso forma parte de los inicios de un negocio y va formando el carácter necesario para afrontar todos los problemas que surjan en el día a día. Una empresa propia puede ayudar a solventar algunos problemas, pero también puede crear nuevos, por eso importante iniciar sabiendo que al principio siempre costará un poco más y las ganancias no serán las más altas.

LEE: Préstamos rápidos: una tendencia en crecimiento

Algunos “gurúes” que han nacido con el auge de las redes sociales, siempre citan con esmero que de 10 negocios, solo uno podrá obtener el éxito y de hecho, hay estudios estadísticos que sustentan tal afirmación, no obstante, no quiere decir que 9 de cada 10 emprendedores fracasa, sino que de 10 intentos que hagas, uno será el que de resultados.

No te puedes esconder de los impuestos

La muerte y los impuestos son las únicas dos cosas que son seguras en nuestra vida e iniciar tu propio negocio te acarreará una serie de compromisos fiscales que debes mantener al día. El servicio fiscal de un tercero puede ser tu mejor opción para evitar equivocarte y perder dinero, pues en materia fiscal hay mucho por aprender y los errores son fáciles de cometer.



No solo basta con ser bueno en lo que haces, ni basta con tener muchas ganas de hacer algo por tu cuenta, tampoco es verdad que podrás multiplicar tus ingresos en un abrir y cerrar de ojos, iniciar un proyecto emprendedor de carácter personal lleva tiempo, esfuerzo y sobretodo la ayuda de terceros que dominen mejor que tu muchas de las áreas que deberás atender. 

*El siguiente post es patrocinado. Rafael Medina no guarda relación directa con las marcas, organizaciones o productos aquí mencionados ni sus actividades.