Sellos de caucho ¿siguen haciendo falta en las empresas?



Sellos de caucho ¿siguen haciendo falta en las empresas?

Hacía ya bastante tiempo que no escribía algo referente a la imagen organizacional y la importancia que tienen las primeras impresiones en los clientes. Para nadie es un secreto que el marketing, el diseño y el Branding están en auge gracias a la efectividad que ha demostrado tener una buena estrategia en cada área.

Cuando pensamos en una oficina, varios son los accesorios que se vienen a la mente, sobretodo si es la de nuestras empresas, pero hay un elemento en especial qué a veces se pasa por alto, cuando el impacto que puede tener en cliente hace la diferencia, me refiero a los sellos personalizados.

¿Hace falta tener uno?

Una de las preguntas más frecuentes es si es necesario tener o no un sello de caucho personalizado en las empresas, la respuesta sin dudas es que sí, no solo porque representan un costo que poco podría impactar a la administración de la empresa y la imagen profesional que deja en los clientes que nos visitan añade confianza en el servicio que se va a prestar de forma inconsciente, pues en los detalles pequeños como este, es donde se evidencia el cuidado y dedicación con el que se ofrece un producto o servicio.

Más allá de lo estético, los sellos de caucho personalizados se convierten en un elemento de seguridad para los diferentes documentos que se manejan en la organización, pues la presencia del mismo podría indicar que el mismo es real y original, pudiéndose entregar a personal autorizado para que avale ciertas acciones administrativas, ordenes de compra, entrega de mercancías y más.

¿Por qué debe ser de caucho?

La razón principal de que se recomiende el uso de sellos de caucho y no de otro tipo dentro de las empresas se debe al ahorro que estos podrían representar, pues están fabricados con materiales resistentes y duraderos sin que esto se traduzca en un elevado precio. Además, son versátiles, capaces de sellar en diversas superficies de forma segura, lo que evita que se deban adquirir diferentes modelos de sello si no es necesario.

Por último, el sello de caucho es resistente al paso del tiempo en todos los aspectos, es decir, no solo en materia de resistencia, sino de obsolescencia. Estos sellos se mantienen fieles a su diseño y función original desde su creación, aunque a medida que se detectan posibilidades de mejora, los mismos son actualizados, sin que esto obligue a comprar nuevos sellos.

Posibilidades de los sellos de caucho

Se pueden ordenar sellos de caucho según las necesidades de cada empresa. Lo común es que sean personalizados, agregando el nombre, logo y alguna otra información de interés para quién lo ordena, aunque también son comunes los sellos estandarizados para indicar, por ejemplo, que una factura fue cancelada o que un documento fue recibido.

Los sellos de cauchos personalizados, pequeños y que en ocasiones pasan desapercibidos, siguen haciendo falta en las empresas, sea cual sea su nicho de mercado, tanto para dar una imagen profesional, como para añadir un elemento de seguridad más a sus documentos.

*El siguiente post es patrocinado. Rafael Medina no guarda relación directa con las marcas, organizaciones o productos aquí mencionados ni sus actividades.