Habemus Plagium: el problema de copiar en internet

el problema de copiar en internet

Internet está lleno de muchas cosas interesantes. Cada minuto que pasa se crea un nuevo contenido, se comparte un texto o se viraliza un video o una imagen. La mayor parte de las veces lo compartimos en redes sociales sin siquiera mirar quien lo ha realizado, pero hay quienes van más allá.

Es muy probable que ese mismo contenido que has decidido compartir, ya fuera duplicado por cualquier otro y reproducido en su web, redes sociales o en algún otro lugar. Es a esta reproducción, sin autorización y atribuyéndose la autoría del mismo, a lo que llamamos plagio y en internet se está convirtiendo en un problema.

Fácil de detectar pero difícil de evitar


Cuando se habla de plagio solemos pensar en la industria del entretenimiento fuera del mundo 2.0. Cine, televisión, música y escritura, son algunas de las áreas donde las  copias abundan y los plagios son sencillos de detectar.

En internet sucede lo mismo. Una imagen, video o artículo puede ser fácilmente rastreado para saber si se trata de un plagio o no, lo complicado realmente está en evitarlo. A diferencia de otros problemas a los cuales nos enfrentamos en internet, el plagio es casi inevitable. No sirven las cámaras de vigilancia ni las advertencias a pie de página. Cuando alguien decide plagiar puede hacerlo sin encontrar casi resistencia. Es un robo sencillo de ejecutar.

Por eso la mejor arma es estar atento a este problema y para eso existen algunos programas para detectar plagio  que, en pocos pasos, permiten verificar la autoría de determinados contenidos. La idea no es evitar el plagio pues es imposible, pero si detectarlo y denunciarlo de ser necesario.

El verdadero problema detrás del plagio


En un mundo donde el contenido es el rey, el plagio va más allá de solo copiar y pegar intencionalmente un contenido en una web distinta, mentir sobre su autoría y sacar provecho de ello. Es más que solo eso, al punto que muchos de nosotros hemos caído en el plagio de manera inconsciente.

El simple hecho de compartir contenido de forma aparentemente inocente sin citar o dar crédito a su autor, puede ser considerado plagio y si llevas adelante un blog o página web, es probable que sufras las consecuencias del mismo, penalizando el posicionamiento de contenido en Google.

Para evitar este plagio inconsciente lo mejor es siempre producir contenido original y citar correctamente el origen de los textos, imágenes y demás.  Claro está, no significa que para conseguir inspiración no se pueda acudir a contenido de terceros para redactar contenido propio, al contrario, lo ideal es poder hacerlo pero evitando duplicar lo que ya otra persona creó y si por alguna razón no puedes evitar copiar idénticamente un texto, no olvides citar.

Así que ahora, hazte la pregunta, ¿has plagiado consciente o inconscientemente alguna vez? Evita pasar un mal rato y mantente atento a este tema tanto para evitar compartir contenido plagiado como para no perder el posicionamiento de tu web por una mala decisión.

Habemus Plagium: el problema de copiar en internet Habemus Plagium: el problema de copiar en internet Reviewed by Rafael Medina on 6.10.18 Rating: 5
Con tecnología de Blogger.