Espacios de coworking: ¿vale la pena intentarlo?

Espacios de coworking

¿Has escuchado alguna vez sobre los espacios de coworking? Una tendencia que viene en crecimiento constante, no solo por su costo sino por los beneficios que conlleva.

Si eres autónomo, estás montando una pequeña empresa o simplemente tienes una idea de emprendimiento en mente y necesitas un espacio para comenzar a desarrollarla, los espacios de trabajo compartido son una solución a esta necesidad.

Los conocidos espacios de “Coworking” brindan a pequeños negocios, equipos de trabajo remoto y emprendedores en general, la oportunidad de contar con un espacio físico de trabajo donde no solo los miembros de un equipo pueden trabajar juntos, sino relacionarse con otras mentes creativas, compartir ideas, consejos y hasta colaborar mutuamente con otros usuarios del espacio.

En busca de la conexión social


Espacios como los ofrecidos por SH Working buscan que cada miembro de un determinado proyecto se sienta socialmente conectado. En un mundo digital, donde gran parte de la comunicación presencial ha sido sustituida por la comunicación a distancia, el hecho de que los empleados tengan un espacio físico donde poder compartir incrementa la productividad y permite el desarrollo y aprovechamiento de la creatividad.

Además, tanto en España como en diferentes países, el creciente interés por estos espacios de coworking viene empujado por la facilidad financiera que representa. Hablamos de que estos espacios permiten olvidarse de contratos de arrendamiento y sus costos de uso son más accesibles que alquilar o directamente compra una oficina.

Esto sin considerar que estos espacios de trabajo ya vienen equipados con lo necesario para trabajar, permitiendo también el ahorro de dinero en este aspecto. Recursos que pueden ser destinados a otras áreas del proyectó o emprendimiento.

¿Deseas mejorar la productividad del equipo y al mismo tiempo reducir costos? Pues encuentra tú espacio de coworking en Madrid centro.

¿Son los espacios de coworking, oficinas de trabajo tradicionales?


La respuesta es no. Y no se trata solamente de diferenciarlas a nivel de costos. Muchas empresas y emprendedores no pueden permitirse el costo de alquilar un espacio físico y luego acondicionarlo para trabajar. Es allí donde los lugares de coworking comienzan a distanciarse. Pero va más allá.

La flexibilidad de horarios es otra de las ventajas. El uso de estos espacios no se limita a un horario rígido de trabajo en determinados días de la semana sino que permite adaptar los horarios a las necesidades. ¿Necesitas ir todos los días o solo un par de días en la mañana? No importa, el espacio estará allí para ti.

Esto abre las puertas a un entorno más amigable para todos los empleados. Un espacio que permite desconectarse por un momento de la vida personal (casa) pero que no llega a ser tan rígido y monótono como una jornada laboral (lugar de trabajo). La creación de un entorno más agradable y equilibrado impacta en la satisfacción de quienes trabajan y por ende, la productividad mejora.

Esto abre las puertas a diferentes usos de estos espacios de trabajo compartidos, que pueden pasar de ser lugares para el desarrollo de ideas a lugares de ocio y desconexión temporal de los empleados. De hecho, si lo prefieres también puedes alquilar un despacho en caso de que sea lo que necesites. 

Espacios de coworking: ¿vale la pena intentarlo? Espacios de coworking: ¿vale la pena intentarlo? Reviewed by Rafael Medina on 1.11.18 Rating: 5
Con tecnología de Blogger.