Las calculadoras no reemplazaron a los matemáticos, y la IA no reemplazará a los humanos

Las calculadoras no reemplazaron a los matemáticos, y la IA no reemplazará a los humanos

No muchos de nosotros veríamos una calculadora como una amenaza para nuestros trabajos. Sin embargo, al igual que el desarrollo de estas herramientas ahora omnipresentes inquietaba a algunos matemáticos, los rápidos avances en inteligencia artificial (IA) y aprendizaje automático (ML) ahora están generando debate y no son pocas las preocupaciones sobre el futuro de la fuerza laboral global.

Los datos recientes apuntan a una división significativa en la percepción pública en torno al avance en el desarrollo de la IA, en particular y directamente relacionada con los niveles de educación, salarios, experiencia técnica e incluso género. Dado que los responsables de la formulación de políticas tienen el desafío continuo de seguir el ritmo del cambio tecnológico, puede parecer que a nadie le importa la tienda. Algunos trabajadores temen que un futuro desconocido y que se acerca rápidamente los dejará sin trabajo. Pero no estoy preocupado, estoy emocionado.

Preocupaciones similares han surgido desde el inicio de la primera revolución industrial hace 250 años. Estos solo crecieron en frecuencia e intensidad a medida que la tecnología se aceleró en el siglo XX. Pero en innumerables casos, se ha demostrado repetidamente que la tecnología se convierte en un facilitador de la eficiencia y la eficacia, amplificando el logro humano en lugar de restarle valor.

Multiplica lo que sea posible


En estos días, ¿alguien haría voluntariamente los cálculos matemáticos a largo plazo? De manera similar, uno de los mayores beneficios de la IA es la asignación de tareas repetitivas de bajo nivel a las máquinas en lugar de a las personas, impulsando la eficiencia inmediata y permitiendo que los trabajadores se centren en las funciones de nivel superior.

En un viaje reciente a la región vinícola de California, supe que los recolectores de uva se habían estirado enormemente para adaptarse a la demanda. En busca de una solución, los propietarios de viñedos introdujeron tecnología para realizar una inspección y clasificación de uvas óptimas. En lugar de reemplazar a los recolectores, la tecnología redujo los turnos nocturnos en los que tenían que trabajar para satisfacer la demanda y los liberó para realizar trabajos más complejos, incluso en la floreciente industria turística de la región. De hecho, ya se estima que la automatización triplicará el rendimiento en la industria del vino. Al mismo tiempo, el número de trabajadores agrícolas en esa área ha aumentado constantemente durante la última década.

En el otro extremo del espectro de empleo, hay diferentes pero paralelas preocupaciones acerca de AI dentro de la altamente cualificadas y altamente educada pero insuficiente fuerza de trabajo de los profesionales de seguridad cibernética. Muchos analistas cibernéticos dedican mucho tiempo a tareas aparentemente tediosas. En lugar de examinar atentamente los indicadores de compromiso atípicos, lo que más se necesita son las habilidades forenses avanzadas necesarias para analizar y responder a los ataques.

En lugar de reemplazar a estos codiciados trabajadores, la automatización de la correlación de datos y otras tareas minuciosas les permitirá centrarse en esfuerzos más importantes, como remediar los ataques actuales y prevenir futuros. Esto es crítico en un momento en que las amenazas aumentan tanto en sofisticación como en frecuencia.

Mayor que la suma de sus partes.


Para la mayoría de nosotros, cuanto más usamos la tecnología, mejor aprendemos los atajos. AI es lo mismo. El aprendizaje automático (MA), una rama cada vez más impresionante de la IA, permite a las máquinas procesar datos y aprender por su cuenta, combinando el conocimiento a medida que se adquiere cada dato adicional.

Tomemos por ejemplo la industria de la publicidad, que sigue creciendo. La inversión global en publicidad aumentó en $ 23,000 millones o 4.3% en 2018. El uso de AI y ML para ayudar a examinar y compilar datos de "emparejamiento" en publicidad y marketing es particularmente útil para expandir aún más ese crecimiento.

Al aprender de los aportes continuos, los sistemas de comparación basados ​​en la IA se volverán cada vez más precisos y sofisticados, brindando enormes beneficios para las compañías internacionales que buscan contratar agencias de marketing basadas en el mérito en diferentes áreas.

Deja de restar gente y comienza a agregar poder exponencial.


Si bien estoy seguro de que serían eficientes, no puedo imaginar tener que trabajar con un departamento que consta de calculadoras. Los seres humanos siguen siendo la clave del éxito. La IA afecta el cambio y empodera a los individuos de una manera que solo es posible con la tecnología.

No dividas esfuerzo y éxito.


Acumular el conocimiento colectivo avanza el aprendizaje en equipo. En un mundo hipercompetitivo, la colaboración es más importante que nunca para un desempeño efectivo. AI acelera la comunicación efectiva y el trabajo en equipo de manera inmediata. En un mercado de compradores y vendedores, los sistemas basados ​​en AI aprenden a través de una retroalimentación continua, volviéndose más inteligentes y más capaces de anticipar las preferencias de los clientes a lo largo del tiempo. A través de esa progresión, pueden identificar y combinar elementos intangibles que anteriormente requerían una interacción directa considerable, como las preferencias de comunicación, la personalidad, la cultura de la empresa, el estilo de trabajo y otras características centradas en el ser humano de una relación comercial exitosa. Estas ideas aumentan en gran medida la probabilidad de resultados beneficiosos para ambas partes, desde el principio.

Todo es igual

La evolución del papel y el lápiz a las calculadoras y luego a las hojas de cálculo no reemplazó a los matemáticos, solo los hizo más valiosos. Ese valor aumentará a medida que el progreso de los sofisticados motores de análisis impulse la necesidad de una interpretación y aplicación cada vez más avanzadas, que solo los humanos pueden ofrecer. Vemos repetidamente que con la evolución de la tecnología, la demanda del mercado crece exponencialmente y, a menudo, se desarrolla de una manera que no se anticipó. El multiplicador no solo tiene que ver con la eficiencia y la eficacia, sino con la innovación.

Hasta hace poco, algunos títulos de trabajo incluían los términos 'calculadora' y 'computadora'. Los avances han permitido tanto un aumento exponencial de la velocidad como una democratización de estas capacidades, lo que ha hecho que la fuerza laboral sea cada vez más eficaz. Incluso las calculadoras que han cambiado tan drásticamente en los últimos 10 años muestran cómo se acelera nuestra tasa de avance. De hecho, no he recogido una calculadora en más de una década: calculo ahora en mi teléfono inteligente o en una hoja de cálculo, o pregunto a mi parlante inteligente. Dentro de diez años, AI puede haber llevado a la fuerza laboral y al lugar de trabajo a lugares donde solo podemos soñar hoy.

Erez Yereslove , vicepresidente senior de globalidad

Las calculadoras no reemplazaron a los matemáticos, y la IA no reemplazará a los humanos Las calculadoras no reemplazaron a los matemáticos, y la IA no reemplazará a los humanos Reviewed by Rafael Medina on 2.4.19 Rating: 5
Con tecnología de Blogger.