Cómo funcionan las relaciones laborales

relaciones-laborales
Descubre por qué la visión que tenemos de las relaciones podría estar errada.

Cuando compartimos con nuestros compañeros de trabajo (y vida), pasamos por alto algunas acciones que terminan socavando la relación, llevando a malentendidos innecesarios. Por eso es bueno conocer las "micro-transacciones" y cómo funcionan.

Pondré un ejemplo ahora que está de moda (cuarentena) el trabajo a distancia:

  • Marcos y Sofía son buenos amigos trabajan juntos, pero en la última videollamada, Sofía no incluyó a Marcos en sus planes.
  • Sofía le escribe un correo a Marcos explicando por qué no lo invitó.

Hasta aquí todo normal, pero: 

  • Pasan 2 días y Marcos no le responde, ni siquiera la llama a saludar.
  • Sofía se sorprende. ¿Marcos se molestó? ¿Está siendo grosero e inmaduro? 
  • Marcos por su parte, leyó el correo, anotó en su lista "Responder a Sofía" pero lo olvidó.

Ambos han entrado en una situación que podría afectar su relación y el trabajo. Pero ¿Por qué ocurre? Kerry Roberts Gibson y Beth Schinoff pasarón 9 años investigando esto para explicar las micro-transacciones.


Todo parte de nuestra propia evolución. Solemos ver nuestras relaciones desde la perspectiva incorrecta porque solo evaluamos en términos de: 

  • Esto es bueno. 
  • Esto es malo. 

Pero en las relaciones personales hay muchos matices.

Otro error es que creemos que nuestras relaciones son fijas 


  • Las buenas siempre serán felices (y las descuidamos). 
  • Las malas nunca van a mejorar (y las desechamos). 

Pero, y si te digo que una relación buena puede fracasar y las malas arreglarse ¿me crees?

Si vemos las relaciones personales como un baile, las micro-transacciones son los pasos. Cada paso que demos puede cambiar la dirección de ese baile Es hora de aprender a bailar.


Por ejemplo: 

  • Se me ha caído el bolígrafo y el otro se agachó a recogerlo. Me ayudó.
  •  He llegado tarde a una reunión y me ha dicho que no me preocupara 
  • Le escribí un correo electrónico y NO me respondió 

¿Lo ven? Todo cuenta.


Además, las investigaciones señalan que no todas las micro-transacciones tienen el mismo valor. No es lo mismo que me insulte en medio de una reunión a que olvide felicitarme en mi cumpleaños. Depende de la persona, del momento, de la acción, bailar no es tan fácil.

Desafortunadamente se estima que solo UNA micro-transacción negativa, puede hacer olvidar el resto, y se necesitan por lo menos SEIS positivas para intentar recuperar la relación (dependiendo de la gravedad). 

Las negativas multiplican, las positivas suman.

Aquí es donde entran los puntos de vista, regresemos al ejemplo: 

  • Sofía vió en el silencio de Marcos una falta de respeto y un claro indicio de que estaba molesto. 
  • Marcos pensó que no responderle no afectaría, que no era importante. ¿Qué se puede hacer?

Hay dos recomendaciones básicas


  • Ponte en la situación del otro. ¿Y si Marcos está muy ocupado? Podría pensar Sofía.
  • Reconoce que no todo es intencional, hay micro-transacciones que simplemente se dan, sin planificar.

Por último, habla. Hablando se entiende la gente, dicen por allí. Cuida tus relaciones y dale oportunidad a aquellas que piensas que no tienen arreglo. Si no resulta, por lo menos lo intentaste.
--
Por:
Rafael Medina
Administrador

No hay comentarios.:

¿Qué te ha parecido este post?

Con tecnología de Blogger.