Cómo convertirte en tu propio analista de inversión

análisis de acciones


Si eres una persona a la que le gusta ser autosuficiente, deberías considerar convertirte en tu propio analista de acciones. Dada la gran cantidad de servicios de dudosa credibilidad, siempre es mejor aprender a manejar por ti mismo las inversiones propias. Sigue leyendo para descubrir cómo puedes pensar como un analista de acciones, y dar los primeros pasos para manejar tu propio portafolio.

 

El análisis de acciones es un proceso

 

No importa si eres un inversor que busca crecimiento o valor, el primer paso para pensar como un analista es desarrollar una mente inquisitiva. Necesitas saber qué comprar o vender y a qué precio. Los analistas suelen centrarse en una industria o sector en particular.

 

Dentro de ese sector en particular, se enfocan en empresas seleccionadas. El objetivo de un analista es investigar profundamente las características y reportes de las empresas. Lo hacen analizando los estados financieros y toda otra información disponible sobre esta.

 

Para empezar tienes que comprender cuales son los tipos y características de las acciones, y antes de realizar cualquier inversión, debes hacer tu propia investigación. Siempre es mejor investigar varias acciones en la misma industria, para tener un análisis comparativo.

 

El acceso a la información no suele ser un problema. La mayor limitación para convertirte en tu propio analista de acciones es el tiempo. Es posible que los inversores minoristas que tienen muchas otras cosas que hacer no puedan dedicar tanto tiempo como los analistas profesionales.

 

Sin embargo, seguramente puede tomar solo una o dos empresas, al principio, para probar qué tan bien puede analizarlas. Eso les ayudaría a comprender el proceso.

 

Ahorra tiempo

 

Revisar los informes de los analistas profesionales publican es la mejor manera de comenzar su propio análisis. De esa manera, ahorrarás mucho tiempo al reducir el trabajo preliminar.

 

No tiene que seguir ciegamente las recomendaciones de venta o compra que hacen los analistas, pero puedes leer sus informes de investigación para obtener una descripción general rápida de la empresa, incluidas sus fortalezas y debilidades, sus principales competidores, las perspectivas de la industria y las perspectivas futuras.

 

Los informes de los analistas están cargados de información y leerlos te ayudarían a identificar el hilo conductor. Las opiniones pueden diferir, pero los hechos básicos en todos los informes son comunes.

 

Qué analizar

 

Para llegar a su propia conclusión confiable sobre una acción, debe comprender los distintos pasos involucrados en el análisis de acciones. Algunos analistas siguen una estrategia de arriba hacia abajo, comenzando con una industria y luego localizando una empresa ganadora, mientras que otros siguen un enfoque de abajo hacia arriba, comenzando con una empresa en particular y luego aprendiendo sobre las perspectivas de la industria.

 

Cualquier proceso de análisis de una acción implicaría los siguientes pasos.

 

Análisis de la Industria

Hay fuentes de información disponibles públicamente para casi cualquier industria. A menudo, el informe anual de una empresa en sí ofrece una visión general suficientemente buena de la industria, junto con sus perspectivas de crecimiento futuro.

 

Análisis del modelo de negocio

Debe concentrarse en las fortalezas y debilidades de una empresa. Puede haber una empresa fuerte en una industria débil y una empresa débil en una industria fuerte. Las fortalezas de una empresa a menudo se reflejan en cosas como su identidad de marca única, productos, clientes y proveedores.

 

Análisis de crecimiento

Los precios de las acciones siguen las ganancias, por lo que para saber si el precio de una acción se moverá hacia arriba o hacia abajo en el futuro, necesita saber hacia dónde se dirigen las ganancias futuras.

 

Desafortunadamente, no existe una fórmula mágica que pueda garantizar ganancias futuras. Los analistas hacen sus propias estimaciones analizando las cifras pasadas de crecimiento de las ventas y los márgenes de beneficio, junto con las tendencias de rentabilidad en esa industria en particular. Básicamente, se trata de conectar lo que sucedió en el pasado con lo que se espera que suceda en el futuro.

Con tecnología de Blogger.